top of page

Con estos 5 consejos interesantes puedes aprender aleman rápido (aunque tengas hijos en casa)

Actualizado: 26 abr 2022


Madre aprendiendo alemán con hija en sus piernas


Como madre, nunca tienes tiempo para ti y tus deseos. Especialmente cuando los niños son todavía pequeños y están en casa, es difícil tener aficiones o simplemente aprender alemán. No puedes salir de casa sin los niños y tampoco puedes llevarlos a clase. Entonces, ¿qué haces?


Pones tus deseos y tus propias vidas en un segundo plano y esperas.

Cómo puedes seguir aprendiendo alemán, aunque no tengas tiempo para un curso, es lo que quiero contarte en este blog.


Pero antes de contarte mis consejos, me gustaría darte la oportunidad de inscribirte en mi masterclass gratuita:




1. Estar siempre preparada para el aprendizaje


Muchos creen que sólo se puede aprender sentado en un escritorio con muchos libros, diccionarios, cuadernos y bolígrafos. Pero esto no es cierto.

Hay muchas cosas productivas que puedes hacer entre medias cuando los niños están ocupados, o echan una pequeña siesta.


Se trata de estar preparada en todo momento y aprovechar al máximo el poco tiempo que se tiene.


¿Y cómo se hace eso?


Busca aplicaciones que se centren en algunas de las cosas que necesitas trabajar en alemán. LingQ es genial si estás de viaje (y puedes leer durante unos minutos mientras esperas en la cola de la caja, por ejemplo). Pero también puedes utilizar cosas como Duolingo para un repaso rápido. Y como siempre puedes aprender nuevo vocabulario, Memrise o Duolingo son otra buena opción.

Además de las aplicaciones específicas para cada idioma, también puedes abastecer tu teléfono con podcasts y libros, para que estés preparada para cualquier momento.



2. Combina alemán con tus tareas domésticas


¿No tienes tiempo para sentarte a estudiar porque aún tienes tareas que hacer, trabajo que atender o cena que preparar? Eso no es un problema. Puedes combinar el aprendizaje de idiomas con estas tareas.


La escucha es una de las herramientas de aprendizaje más versátiles en cuanto a dónde y cuándo se puede utilizar. Siempre que estés haciendo algo que no requiera mucha concentración (como limpiar o cocinar) o algo que esté más o menos en piloto automático para ti (como conducir al trabajo), puedes escuchar.

Dependiendo de tu nivel o de tu estado de ánimo, puedes escuchar música o radio en alemán o tomar clases de conversación.



3. Tu rutina diaria: Haz lo que siempre haces (pero en alemán)


¿No tienes tiempo para aprender alemán porque tienes otras cosas que hacer? A ver si hay una forma de hacerlos (al menos parcialmente) en alemán.

Cambia tus dispositivos, la configuración del navegador o las cuentas al alemán. Cambia el idioma de tu videoconsola, teléfono móvil, Facebook, etc. al alemán.


Otras cosas que puedes hacer en alemán son

  • Ve vídeos de instrucción de un deporte o afición que ya practiques.

  • Escribe tus compras, tareas o entradas del diario en alemán.


4. Priorizar mejor


Echa un vistazo a todo lo que tienes que hacer. ¿Aprender alemán está siquiera en esta lista? Y si es así, ¿en qué lugar de la lista se encuentra?

A veces parece que el aprendizaje es una tarea enorme que posponemos porque nos parece abrumadora.


En cambio, preferimos hacer todas las demás cosas pequeñas y menos importantes de nuestra lista. Y al final del día, simplemente no tenemos energía ni tiempo para estudiar.


Si esto es así, se trata de priorizar el aprendizaje del alemán de forma diferente. Póngalo al principio de su lista y hágalo primero, aunque sólo sean cinco minutos de estudio de vocabulario o una página de su libro de texto. Una vez que lo conviertas en un hábito, no será tan fácil evitarlo.



5. Organizar el espacio de aprendizaje


¿Necesitas estudiar pero no recuerdas dónde lo dejaste en la última sesión? Puede que tu libro de texto esté enterrado bajo un millón de otras cosas en tu escritorio y que sea una molestia moverlo todo para encontrarlo.

O tal vez evitaste la última lección de alemán porque no tuviste la oportunidad de prepararla.


En este caso, es una cuestión de preparación.

Cuando se trata de la preparación, esto puede parecer un poco contradictorio. ¿Acaso la preparación no lleva tiempo, además del tiempo que se necesita para realizar la tarea?


La respuesta, en resumen, es sí. Pero la preparación reduce el tiempo necesario para pasar a la tarea y completarla. Además, se aprovecha más el tiempo que se dedica a aprender, por lo que la inversión de tiempo merece la pena al final.


Eso es todo por ahora. Estos son mis cinco consejos sobre lo que puedes hacer si sientes que no tienes tiempo para aprender alemán.


¿Y qué hay de ti?

Si tienes algo que añadir, me encantaría que lo hicieras en los comentarios de abajo.


Aquí puedes obtener más consejos que te ayudarán a aprender alemán.








129 visualizaciones0 comentarios
bottom of page