Los tipos diferentes de cerveza en Alemania

Aktualisiert: Okt 14

Una cerveza no solamente es una cerveza. Una vez en Alemania te vas a encontrar con una variedad de cervezas puras al igual que mezclas de cerveza con gaseosas. Aquí te doy un resumen corto:


Alster

"Alster"

Una mezcla muy famosa y popular es el Alster/Radler. La mezcla de cerveza y limonada de limón (Sprite) tiene nombres diferentes, dependiendo en que parte de Alemania te encuentras. El “Alster” se llama en el sur de Alemania “Radler” y en Berlin ,,por ejemplo “Potsdamer”.


En unos áreas también puede ser que recibes una mezcla de cerveza y limonada de naranja (Fanta) o una mezcla entre cerveza y agua con gas (“trockenes Radler”).






Berliner Weisse mit Schuss

"Berliner Weiße mit Schuss"

No solamente en Berlin encuentras “Berliner Weiße mit Schuss“. Si pides esta cerveza te van a servir una mezcla de cerveza con sirope de rubilla o frambuesa.


"BMW"

Si pides un „BMW“, no te van a servir un carro. UN BMW es una mezcla entre agua con gas y Pils (BMW = Bier mit Wasser, cerveza con agua)





Cola-Bier

„Cola-Bier“

Muy popular es la mezcla entre Coca Cola y cerveza. Se llama “Cola-Bier”, “Bier-Cola”, “Diesel”, “Schmutz”, “Gestreiftes” und “Gespritztes“.

Si pides un „Monaco“ recibiras una mezcla de Pils y grenadina.


"Schwuchtel"

El que pide un „Schwuchtel” recibe una mezcla entre cerveza y jugo de manzana, a veces se agrega también agua.


"Almdudler"

A amantes del “Almdudler” también les gusta “Almradler”. Es una mezcla de cerveza y limonada de hierbas.


Dependiendo del tipo de cerveza puedes comprar la mezcla ya embotellada en el supermercado o te toca mezclarlo a ti mismo.



La ventaja de estas mezclas es que disminuyen el contenido del alcohol. La desventaja es que muchas veces se toma demasiado de las mezclas porque no sabe tanto a alcohol.


¿Cuál es tu cerveza favorita? ¿Cuál probaste o cuál te gustaría probar?




Maite Bustamante también escribió un blog sobre la cerveza:

En Chile resido en la denominada “ciudad europea” del país: Valdivia. Es nombrada así por sus paisajes, costumbres y tradiciones. Fue en este lugar donde desde el siglo XIX comenzaron a llegar, gracias a una Ley de Migración Selectiva del Gobierno Chileno, los primeros alemanes colonizadores para trabajar la tierra y ejercer soberanía nacional en el sur del país.

Desde entonces se transformó el paisaje natural que pertenecía al pueblo mapuche y emergió una pequeña industria productiva en torno a la agricultura y la cerveza. Hasta el día de hoy muchos alemanes desconocen la gran colonia de descendientes que migraron y forjaron una nueva vida en el otro lado del océano.


A orillas del río Calle Calle, se creó la primera cervecería Valdiviana, de mano de éstos inmigrantes que anhelaban recordar las tradiciones de su patria. La histórica cervecería Anwandter, fundada en 1851, fue el cimiento de una tradición que actualmente posiciona a esta ciudad como la número 1° en producción de cerveza artesanal y en la cual se fabrica la mejor cerveza del país, la reconocida “Cuello Negro”.


Desde Baviera, la familia Adwandter obtuvo en aquellos años la patente de maestros cerveceros, esta localidad, también sureña de Alemania, donde hace más de quinientos años, en 1516, se creó la inédita ley de pureza germana, llamada Reinheitsgebot, y que hasta el día de hoy rige la producción de cerveza en el país teutón.


Creada por Guillermo IV, por razones económicas y para asegurar la calidad de las cervezas bávaras, las que solo podían ser elaboradas por tres ingredientes: agua, lúpulo y cebada. Una particular norma que ha sido mantenida hasta la actualidad, sufriendo solo pequeñas modificaciones, como la Ley Provisional de Cerveza de 1993, que permite la utilización de la levadura y el trigo en cervezas de alta fermentación. El azúcar, más tarde, también fue autorizada en el país con mayor fama cervecera del mundo.


Se pueden incluir otros ingredientes en la elaboración para el consumo nacional, sin embargo, la ley establece que no se pueden comercializar con la palabra cerveza en su etiquetado. Por lo general, en los supermercados puedes encontrar del tipo Pilsner, Weissbier o Kölsch, las más populares, ya que se fabrican más de 5000 tipos.


Antes de conocer éste país, una alemana que vive en Valdivia, me dijo “los alemanes son serios, pero con una cerveza en el cuerpo son todos simpáticos”. Y creo que no se equivocaba mucho. En la Edad Media fue un alimento más en la dieta germana, un estímulo para la vida social y una alternativa “sana” al agua que muchas veces se encontraba contaminada.


Admito que yo tenía la idea de encontrarme en Alemania con un verdadero paraíso cervecero, conocer finos campos de lúpulos, su antiquísima técnica de fabricación y sus máquinas y equipos de altísima calidad. No ha sido así, porque he estado solo en el norte y acá no es tan típico como en el sur del país.

Asimismo, en gustos no hay nada escrito y, personalmente, me quedo con la tradicional cerveza alemana nacida en Valdivia que tiene variedad de ingredientes, cuerpo y donde el agua de la Región de Los Ríos, le da un toque especial.


Sin embargo, me parece entretenido que la cultura cervecera en Alemania permita beberla prácticamente a cualquier hora del día, sobre todo en el Feierabend (tras terminar el trabajo) y, además, en la vía pública. Cosas que no pasan en Chile; pero lo que sí importamos es la tradición de celebrar cada año la Oktoberfest, la fiesta de la cerveza más grande del país, un remanente de historia que dejaron los inmigrantes germanos en esa delgada franja de tierra latinoamericana.


410 Ansichten1 Kommentar