15 consejos para aprender alemán con estrategía

Aktualisiert: Juni 9

¿Cuánto tiempo dura aprender alemán? ¿Cuales trucos te ayudarán al aprender alemán y porque los viajes lingüísticos tienen sentido?


Aquí tengo 15 consejos para ti:

1. Crea un plan de estudios y fija tus metas.


El alemán no se aprende fácilmente en un instante. Por eso, deberías hacerte una idea de qué estudiar y repartir el material de estudio en porciones pequeñas. Crea una lista con temas los cuales quieres aprender y planea cuándo estudiaras cada tema.


Se realista y no te exijas demasiado a ti mismo. Este plan te dará un control sobre la eficacia y te ayudará a manejar mejor el tiempo necesario. Es importante, que reflexiones sobre el por qué. ¿Por qué quieres aprender alemán? Anota tus metas y la razón que te motiva. Cada cuanto, que no tengas ganas de estudiar puedes leerlas y así automotivarte.

2. Estudia regularmente para mejorar tu alemán.


Seguramente también conoces: Hay días en los cuales uno no tiene ganas de estudiar. Y en otros días uno estudia por horas el vocabulario y la gramática. Pero, es muy importante estudiar regularmente. Es mejor hacer a menudo cortas unidades o lecciones. Intenta concentrarte únicamente en tus documentos. Si, por ejemplo, compraste mi videocurso, deberías ver un video cada día y hacer los ejercicios. Tus conocimientos se mejorarán rápidamente, si estudias todos los días una hora, en vez de una vez a la semana por cinco horas.

3. Elimina todos los factores de distracción mientras estudiar.


Por fin has preparado todos los utiles y quieres empezar con el aprendizaje, timbra tu celular... Tu mejor amiga quiere saber cómo estuvo tu fin de semana. Claro, le vas a contestar y así aplayas el estudio. No te tengo que decir que de esta manera no vas a progresar mucho. Por eso: ¡Apaga tu celular! Elimina todos los factores de distracción. Yo sé, no es fácil, pero vas a notar que de repente aprenderás mucho mejor.

4. Aprende los sustantivos siempre con los artículos.


Probablemente ya te has dado cuenta que los artículos son muy importantes. Por lo tanto, deberías aprenderte el vocabulario nuevo siempre con los artículos. Es decir, no aprendes solamente “Haus”, sino “das Haus”. Si estudias todo el vocabulario con artículos desde el comienzo, no tendrás problemas más tarde. Apropósito: Es muy recomendable también aprenderte la forma del plural. Es decir, “das Haus” y “die “Häuser“

5. La organización es una ayuda práctica para el aprendizaje de alemán.



Primero anotas el vocabulario o sentencias importantes en una hoja. Puedes usar Post-its o una trozo de papel grande, tal cual como te guste. Estas notas las repartes por tu cuarto, apartamento o casa. A lo mejor, en lugares donde pasas a menudo. Por ejemplo, al lado de la cafetera, sobre el horno, en frente del inodoro o en el espejo. Siempre cuando estes en este lugar, automaticamente vas a echar un vistazo a la palabra que debes aprenderte. Te sorprenderás que tan bien funciona!

6. Construye mnemotecnia y engaña el cerebro.


Muchas veces hay vocabulario, reglas o frases que no se quieren quedar en la cabeza. No importa que tan a menudo intentas de aprendértelo, al día siguiente ya no lo recuerdas. Con mnemotecnias se aprende más fácil. No es nada diferente que sentencias o asociaciones pequeñas que te ayudan a no olvidar lo aprendido. También te puedes imaginar cuentos que te ayudan a memorizar la palabra.

Ejemplo de una mnemotecnia:

Sei doch schlau und merk dir bloß

Nomen schreibt man immer groß!

7. Usa un marcador/resaltador y marca cosas importantes.



El marcar de palabras importantes es muy razonable. De este modo te mentalizas de algo importante y mejoras la eficacia de tu memoria. Así será más fácil y rápido de repetir lo aprendido. ¡Pero ojo! ¡Menos es más! Si marcas todo el texto no tendrás un efecto de aprendizaje rápido.

8. Permite tu cerebro un descanso.


Después de una etapa de aprender de 40 a 50 minutos recomiendo poner todo a un lado y recargarte de energía. Una pausa no es “tiempo perdido”, porque es necesario procesar lo aprendido antes de que tu cerebro reciba nueva informacion. Sal por un par de minutos o abre la ventana. El cerebro necesita oxígeno para concentrarse.


Importante: No olvides de tomar agua cuando estés estudiando.

9. Ve películas y series en alemán.


¿Aprender viendo televisor? ¡Si, funciona! En la era de DVDs y Video-on-Demand puedes usar películas y series como método de aprendizaje. Comprueba primero si hay la oferta en alemán y después ves tu serie favorita en alemán. Pon los subtítulos en español. De esta manera extiendes el vocabulario sin esforzarte mucho. Y lo mejor: También entrenas comprensión auditiva y pronunciación y además tendrás una impresión mejor para el idioma.

10. Escucha radio alemana y aprende de las canciones.


Claro, es necesario estudiar con libros y con mucha gramática, pero para entrenar la comprensión auditiva, no es necesario estar sentado en el escritorio todo el tiempo. Para el oído es importante, que te familiarizas con el sonido y la pronunciación. No importa, si estas cocinando, en el camino para la universidad, el trabajo o el gimnasio: Enciende la radio y confronta tu oído con el idioma alemán. Por si acaso no tienes acceso a la radio alemana, usa la radio del internet. Aquí encuentras una lista de programas de radio en alemán. Están transmitiendo en vivo y gratis. Si escuchas una canción que te gusta, fíjate en lo que ya entiendas y de qué se trata la canción. Traduce el vocabulario o frases que no conoces y trata de entender el contexto. Con tiempo entenderás más y más de las canciones o las noticias y por lo tanto entender más sobre el país y la cultura.

11. Charla con gente germano hablante.


¿Conoces a alguien en tu familia o entre tus amigos que es nativo alemán? ¡Perfecto! Encuéntrate con él o empieza a escribir o chatear con él. Si no, puedes usar las ventajas de las redes sociales. Encontraras con seguridad grupos o foros que se dedican a el idioma alemán. Tal vez será una buena posibilidad para mejorar tu alemán. Lo que de todas formas puedes hacer, es unirte a aquellos grupos y estar activo como usuario. Haz preguntas o busca por consejos útiles. El sentido de estos grupos queda en el intercambio.

12. No temas cometer errores.


Nadie nace sabiendo. Dominar un idioma no es solamente aprenderse la teoría. Es necesario hablar el idioma y es muy normal cometer errores. Cuando niño también tuviste que aprender a hablar y seguramente cambiaste letras o palabras o inventaste palabras nuevas. Gente de otros países se alegran de tu interés en su idioma y te van a perdonar defectos lingüísticos pequeños. Es importante que estés dispuesto aprender de tus errores – y la próxima vez lo sabrás mejor.


13. Recompénsate después de estudiar. 🎁


¿Terminaste un módulo? ¡Muy bien! Recompénsate con un pedacito de chocolate, una taza de té o una siesta en el sofá. Te puedes alegar sobre este logro, también si un día el aprendizaje funciona mejor que otro día. Así engañas a tu subconciencia y en el futuro te motivas mejor.


14. Facilita el aprendizaje con croquis y apuntes.


Todos tenemos un comportamiento y una estrategia diferente para estudiar un idioma nuevo. Pero te puede ayudar, visualizar las cosas. Dibuja palabras o contextos y haz apuntes en puntos que no te quedan claro. Trabaja con colores diferentes o fichas. De esta manera fortaleces tu imaginación y dedicas atención a lo más importante. La visualización simplifica declaraciones complicadas. Además, te proporcionan una visión general mejor. Piensa en la gramática alemana. No solamente te da dolor de cabeza, sino también es muy extensa. Por eso, podrías deshacerla en subgrupos diferentes, los cuales marcas en colores diferentes. Si tienes un texto, marca las palabras según la pertenencia con el color correcto.

Por ejemplo:

1. Sustantivos – azul

2. Verbos – rojo

3. Adjetivos – verde

15. Viaja para Alemania y aprende de nativos.


La mejor manera de aprender un idioma efectivamente, es un viaje por el país. Allá estas rodeado por el idioma y lo vives en su contexto cultural. Búscate un curso de alemán intensivo conforme a tu nivel de alemán y una familia anfitriona. A las familias les gustan mostrar su ciudad y la cultura.

Si no puedes o quieres gastar tanto dinero, también tienes la opción de tomar un curso online conmigo. Yo ofrezco videocursos para estudiar alemán al igual que cursos de conversación. Échale un vistazo a mis cursos. Si quieres hablar conmigo, escríbeme un mensaje por Facebook.


244 Ansichten